6 Remedios naturales para la tos que puedes hacer con los productos que ya tienes en tu cocina

¿Tienes una tos persistente? Antes de buscar un antitusivo sin receta, pruebe uno de estos tratamientos naturales como remedio casero.

Remedio para la tos: Remoja un poco de tomillo

El tomillo es un tratamiento alemán aprobado oficialmente para la tos, y un remedio para las infecciones de las vías respiratorias superiores, la bronquitis y la tosferina, por una buena razón: esas pequeñas hojas están repletas de compuestos antitusivos. Los flavonoides del tomillo relajan los músculos traqueales e ileales, que están involucrados con la tos además reducen la inflamación y los dolores de cabeza (también pruebe estos remedios caseros para los dolores de cabeza). Para un té casero, mezcle 2 cucharaditas de hojas trituradas en 1 taza de agua hirviendo, cubra, déjalos reposar durante 10 minutos y cuele.

Remedio para la tos: Combátelo con lino, miel y limón

Las semillas de linaza hervidas en agua proporcionan un gel espeso y pegajoso que alivia la incomodidad de la garganta y del tracto bronquial. La miel y el limón actúan como antibióticos suaves y hacen que este jarabe sea súper calmante. Para este remedio casero, hierva de 2 a 3 cucharadas de semillas de linaza en 1 taza de agua hasta que el agua espese. Cuela y luego agrega 3 cucharadas de miel y jugo de limón. Toma 1 cucharada según sea necesario para tratar la tos.